Castellana

El barrio de Castellana se encuentra limitado por la calle María de Molina por el norte, Príncipe de Vergara por el este, la calle Don Ramón de la Cruz por el sur y Paseo de la Castellana por el oeste. Esta última le da nombre y junto con el paseo del Prado y el paseo de Recoletos, la Castellana forma un eje viario fundamental que atraviesa Madrid de norte a sur. Cuenta con numerosas oficinas, restaurantes y edificios públicos, especialmente ministerios y embajadas de diferentes países.